jueves, 29 de enero de 2009

MANDALAS

Mándala es un término de origen sánscrito, que significa diagramas o representaciones simbólicas bastante complejas, utilizadas tanto en el budismo como en el hinduismo. Según el Diccionario Sánscrito Inglés, de Monier Williams significa ‘círculo’.
En los diccionarios se encuentra la definición de la palabra "Mandala" como una "representación geométrica y simbolica del universo en el Brahamanismo y el Budismo". En efecto, el mandala es originario de la India, pero tambien se encuentran representaciones geométricas simbólicas en otras culturas como los indigenas de América (Navajos, Aztecas, Incas...etc.) o los aborigenes de Autralia. El mandala es un arte milenario que permite por medio de un soporte gràfico llegar a la meditación y a la concentración, para exprimir nuestra propia naturaleza y creatividad.
El mandala es tambien llamado "psicocosmograma" y permite a aquel que lo utiliza de se reintegrar no solamente en el universo sino en la unidad d
e consciencia absoluta.

El mandala es un instrumento de pensamiento. Es tambien una forma de arte-térapia.
Sus vitudes terapeuticas permiten de recobrar el equilibrio (recentrage), el conocimiento de si mismo (intuición creativa e
interpretación de sus propias creaciones),el sosiego y la calma interna. ( concentración y olvido de los problemas), necesarios para vivir en armonia.
Los mandalas son diagramas o representaciones esquemáticas y simbólicas del macrocosmos y el microcosmos, utilizados en el budismo y el hinduismo. Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración), es generalmente representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los yantra hindúes son lineales, mientras que los mándalas budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mandala.
Por otra parte, la mayoría de las culturas posee configuraciones mandálicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: la
mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral en las mismas iglesias; los diagramas de los indios Pueblo, etcétera.
Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección (de equidistancia con respecto a un centro) y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza (tal como en la tradición helenística lo proponía, por ejemplo, el
uróboros).
A su vez, en los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano; para esto, en la tradición del
ocultismo occidental, se ha recurrido y recurre a los círculos mágicos; el espacio sacro —o al menos el del ritual— es el inscripto en tales círculos que, de este modo, cumplen funciones análogas a los mándalas orientales.
Esta universalidad de los mándalas hizo que el psiquiatra
Carl Gustav Jung los privilegiara como expresiones probables de lo inconsciente colectivo. Para Jung, el centro del mándala figura al sí-mismo (Selbst), que el sujeto intenta lograr perfeccionar en el proceso de individuación.


2 comentarios:

Antonio Santos Rumbea dijo...

Realmente quiero comentar esa frase muy hermosa, de que no hay peor nostalgia que aquella que añora algo (o alguien) que jamás ha sucedido.
Alguna ocasión alguien me dijo que la nostalgia es la parte mala del amor. Cada cierto tiempo esta persona hacía una pila con esos "recuerdos" que uno va guardando, ella los quemaba. Era un acto también simbólico que creo yo intentaba exorcizar esos fantasmas, que no siempre son siniestros y se guardan en nuestras historias. Porque a fin de cuentas, solo el presente realmente existe. Si el pasado se encuentra, no es precisamente en el ayer. Si añoramos algo que no sucedió, tal vez en parte sea porque sucedió en nuestras expectativas, en nuestra esperanza. Y como otra persona decía, hay que tenerle cuidado a la esperanza "a los mañanas que cantan". Y un tipo muy curioso llamado David Cooper una vez escribió: "no hay esperanza, solo hay lucha permanente. Esa es nuestra única esperanza".

Mariana dijo...

Hola Loló! Yo tengo una pregunta tonta. Se pronuncia Mandalas o Mándalas? Ese acento me confunde porque no se usa siempre. Gracias de antemano.