martes, 23 de septiembre de 2008

La vida en bici

Andar en bici es armar tu propio camino, superarte, relajarte, es mucho más que pedalear, es avanzar...
Aprendés primero con rueditas para no perder el equilibrio, y necesitás de un empujoncito de quién te está enseñando, acompañándote a ir solo.
Después de un tiempo de andar y andar te largas sin las ruedas, sin ese apoyo, ya es otra cosa y pensar que te parecía que iba a ser tan difícil sin ellas... pero podés y podés seguir más.
A veces estás apurado, y pedaleás a toda velocidad sin fijarte en lo que te rodea, mirando sólo el reloj y el poco tiempo que te resta para hacer todo lo planeado.
Por no ver bien a tu alrededor, puede que pierdas lindos paisajes, o por no prestar atención chocar...
Sólo hay que dejarse sentir el viento que suavemente te golpea, que te acaricia el pelo, haciéndote cosquillas en la piel, sólo hay que disfrutar del recorrido y sonreir.

2 comentarios:

Tom Westbang dijo...

Very Nice ;-)

Best Regards

Tom

http://www.westbang.blogspot.com

Alan dijo...

Que lindos pensamientos sacaste a partir de algo tan común como andar en bicicleta!.
Me gustó, besos Flor :).